Cuidados

Nuestras piezas están fabricadas en latón, puntualmente también utizamos plata o chapamos en oro de 18K algunas de ellas.
Las piezas de latón o plata no llevan ningún baño como acabado, ya que el color natural y a veces irregular del metal forma parte del diseño de la pieza, con el paso del tiempo, la humedad o el uso, tu joya puede oscurecerse o cambiar su color, para evitar esto, siempre que no la uses, debes guardarla en un lugar seco y en su bolsa de tela original y debes evitar el contacto con cremas y perfumes.
Para recuperar su color original puedes lavar la pieza en agua tibia con jabón y frotar suavemente con un pequeño cepillo de grata o utilizar un limpiador comencial para metales, verás como tu pieza luce otra vez como nueva.
Para conservar durante más tiempo tus piezas chapadas en oro no debes limpiarlas con ningún producto o cepillo y debes evitar todo contacto con agua, jabón, cremas o perfumes.